Publicado el

Como conseguir una crianza con apego

Como conseguir una crianza con apego

 

Éstos días ha habido mucho movimiento por aquí. He recibido muchos mensajes por el curso que sorteamos (info aquí) de mamás que sienten que, aunque dan el 300%, no existe un feedback (aún). Y digo aún porque la crianza es algo a largo plazo; lo primero que os dije a todas y lo que quiero dejar escrito aquí es LLEGARÁ el momento que nuestra paciencia, interés, cuidado y atención se verá reflejado en alguno de sus actos. Criar con amor y respeto, da sus frutos, y ahora sólo hemos plantado la semilla. Pero eso no es lo que más os preocupa; en el fondo nuestra crianza es a fondo perdido. Lo hacemos porque queremos,  porque así lo sentimos. Seguramente es la cosa más altruista que vamos a hacer en la vida. Y por eso nos inquieta tanto, ¿lo estamos haciendo bien?

Lo que nos preocupa de verdad es si estamos generando un vínculo sano con nuestro bebé. La ausencia de ese feedback inicial a veces nos descoloca y hace que nos cuestionemos muchas cosas. ¿Será verdad que llora para manipularme? ¿si llora tanto, es que lo he desatendido? ¿lo traumaticé el otro día cuando lloró cinco segundos mientras sacaba la ropa de la lavadora? Lo pongo un poco melodramático, lo sé. Pero es para que nos hagamos una idea de cómo van nuestros sentimientos y nuestras dudas durante el puerperio. Y hoy vengo a tranquilizaros:

El apego que generamos, en la mayoría de los casos, es un apego seguro. Atendemos a las necesidades de nuestro bebé. ¿y cómo lo sé? Vamos a hacer un test. Pon un checked en cada uno de esos aspectos importantes para el apego seguro si lo has tenido en cuenta en tu crianza:

 

  • Birth bonding: contacto piel con piel al nacer, y en el día a día.
  • Breastfeeding: lactancia materna.
  • Babywearing: porteo ergonómico y seguro.
  • Balance: cuidado personal y social mientras cuidamos del bebé.
  • Valor del llanto: atender y comprender el valor del llanto del recién nacido.

¿Cómo lo ves? ¿Has desarollado varios de esos aspectos en tu crianza? Crees que aún quieres ir un poco más allà? Creo que puedo aydarte. Para empezar, puedo contarte cómo el porteo me ayudó a mí. Y ahora, te cuento la parte más técnica de todo esto 😉

 

El apego es el vínculo emocional que desarrolla el niño/a con sus cuidadores y que le proporciona la seguridad emocional indispensable para un buen desarrollo de la personalidad. Parte de la necesidad de bebé de estar próximo a su madre, de ser acunado en brazos, protegido y cuidado.
Además de sentir a su mamá nada más nacer, para lograr un apego seguro  el bebé tiene que estar en contacto con su madre en cualquier situación diaria para mantener una relación de cercanía. Por tanto, los besos, abrazos y caricias  son bienvenidos en esta crianza; así como el porteo, pues el pequeño se siente protegido en cualquier entorno.

Los bebés que son llevados en portabebés están al resguardo, en contacto directo con la persona que lo lleva, normalmente su papá o su mamá. Se sienten más protegidos, se estresan menos y permanecen en un estado de vigilia tranquila, lo cual les permite asimilar mejor lo que sucede en su entorno.

Los bebés en brazos son bebés felices (lo cual no quiere decir que los bebés en cochecito no lo sean), pero ¿a qué bebé no le gusta estar en brazos? Los brazos les brindan confort y seguridad. Además, la cercanía y el contacto continuo con el bebé permiten conocerlo mejor fortaleciendo el vínculo.

 

Como ves, el porteo es una herramienta muy útil para fortalecer el vínculo con el bebé y generar un apego seguro. Si has vuelto al trabajo o tienes que ausentarte por períodos largos de tiempo, portear te puede ayudar a maximizar el impacto del contacto su desarrollo. Si lo cuidas y estás con él todo el día, te hará la vida más fácil. ¿Todo son ventajas, verdad?

 

Aprovecho a decirte que ayer subí los modelos de la nueva colección. Son de lino, fresquitos, y muy muy bonitos, inspirados en las esencias de las Islas Griegas. Creta y Mikonos, Te dejo el link aquí por si quieres echarles un ojo.

Y me despido, que tengas feliz fin de semana y que hayas entrado en este período vacacional con el flow que requiere, que a veces no es fácil.

 

Un abrazo,

 

Anna

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *