Seguro que muchas veces te has planteado eso: ¿exsite el mejor portabebés? La respuesta es fácil: claro que sí! pero no es para todas lo mismo 😉 El mejor portabebés siempre es el que se adapta mejor a las necesidades de la familia.

Aún así, sí que hay algunas características que debe tener un portabebés para ser un portabebés de calidad. ¡Vamos a ello!

Debe respetar la posición natural del bebé

Y no sólo del bebé, también debe cuidar la posición de la persona que portea. Y por qué no digo aquí «debe ser ergómico? Este es un tema espinoso. En la actualidad, hay muchos portabebés denominados ergonómicos que nos ofrecen posibilidades de porteo no ergonómicas. Me explico; una mochila que puede ser ideal a partir de que el bebé se mantiene sentado, se nos presenta con un reductor y se propone como opción desde el nacimiento (meeeec! Red Flag). Seguramente la posición que adopte tu bebé ahí una vez sentado es correcta, pero es muy probable que no respete la posición de un recién nacido. Así que no, no todo vale. Hay que tener mucho cuidado con esto. Hasta hay algunas marcas que nos hablan del porteo hacia delante (y de esto, os quiero hablar en otro post).

TIP – Para determinar que un portabebés, como las Bandoleras, se adaptan perfectamente al cuerpo de nuestro bebé, podemos doblar la tela con la mano. Si es suficientemente moldeable, si la podemos arrugar y darle la forma que queramos, entonces será una buena opción para portear en cualquier etapa de porteo.

Materiales Naturales, imprescindibles

Más allá de los valores como la sostenibilidad y el respeto a la naturaleza, un portabebés hecho con materiales 100% naturales certificados, sin tintes tóxicos, es el que mejor va a respetar la piel de nuestro bebé. Y no sólo la piel: muchas veces nuestros bebés se comen partes de los tirantes, las anillas… así que asegurémonos que no hay ningún componente que pueda ser tóxico o nocivo para la salud de las criaturas.

Tu familia es única

¿Quién va a portear? ¿Se adapta a todas las personas y todas las necesidades? El portabebé que elijamos tiene que ser práctico: si lo usamos más de una persona, se tiene que poder ajustar con facilidad, así como debe ser cómodo para los diferentes usuarios. Los portabebés de tela, como las Bandoleras, son ideales porque se adaptan perfecamente a cuerpos y estaturas diferentes, con un ajuste rápido, y garantizan la comodidad de ambos (porteador y porteado). Las mochilas, que pueden parecer más rápidas de usar, requieren de ajustes (tirantes, espalda) cada vez que las usamos, y ajustes mayores si los cuerpos de las personas son diferentes en forma y tamaño. Así que un buen consejo es pensar en quién va usar el portabebés, y tenerlo en cuenta a la hora de decidir. Tener un par de portabebés, complementarios, también puede ser buena idea si pensamos portear habitualmente.

Las etapas del Porteo

Es importante también informarse de qué etapas cubre nuestro portabebés, porque la mayoría de portabebés no cubren todas las etapas del porteo (spoiler: las bandos sí!). Así que antes de hacer una inversión, hay que ver hasta donde vamos a poder llegar con ese portabebé.

Espero que con estos tips, y la entrevista, tengáis suficiente información para elegir un portabebés que os encaje, os cuide y lo podáis disfrutar durante toda la etapa del porteo!

Un abrazo, Anna

Bandolera Lino UP WE GO Heiwa

We're B A C K!

Get our FREE GUIDE to start Babywearing

¡Descárgate nuestra Guía y empieza a Portear!

¡Gracias por suscribirte! Revisa tu correo para confirmar tu dirección de e-mail.