Publicado el

Los regalos que SI necesita una newmum

Si te has dado una vuelta por estos mundos de las listas de nacimiento, ya te habrás dado cuenta que son largas, muuuuy largas. Están llenas de regalos, ideas, accesorios, y cacharros varios, que no es lo mismo que necesarios, y ni por asomo indispensables.

Uno de los mejores consejos que me dieron estando embarazada fue en las clases preparto: necesario, necesario de verdad, solo hay tres cosas: ropa, pañales y una silla para el coche. A partir de ahí, todo es accesorio. Y no hay verdad más grande que esa: con esos básicos cubiertos cada familia, cada casa, cada momento hacen diferentes las necesidades de unos y otros.

Así que si las necesidades del bebé prácticamente están cubiertas sin comprar nada (brazos, pechos y poco más va a necesitar los primeros días) ¿por qué no nos concentramos en las necesidades de las mamás y los papás? Esos regalos, ¡si van a triunfar! Ocupan poco espacio, favorecen el buen ambiente, el relax y la salud.

 

  1. Cesta de fruta fresca.

¿Hay regalo más molón que éste? Vitaminas y minerales en su formato original, listos para ser ingeridos por madres hambrientas en el postparto. No es broma: dar el pecho da muchísima hambre y se suele recorrer a cosas fáciles, rápidas y con muchas calorías (bollos, para que nos vamos a engañar). Tener fruta fresca a mano es IDEAL. Y unos tuppers con comida casera preparada, tampoco son mala idea.

  1. Servicio de limpieza.

Si hay una cosa que me molestaba profundamente cuando había un bebé en casa era estar cansada y ver cómo todo se amontonaba a mi alrededor. Tener una horita para ti y tener que dedicarla a limpiar es algo que me perturbaba: creo que hasta soñaba con ello. Si tienes una hora para ti: duerme, lee, mira una serie o llama a una amiga, pero por favor: NO LIMPIES. Deja que alguien haga eso por ti. Hay muchas empresas que puedes contratar por horas, en horarios muy flexibles. Y esa sensación de llegar a casa y que todo esté en su sitio…NO TIENE PRECIO.

  1. Un reportaje fotográfico.

Es muy, muy chulo tener recuerdos de esos primeros meses. Pasan volando y tendemos a sacar mil fotos con la cámara; no queremos que se nos escape nada y las queremos compartir al momento, pero luego, nunca son suficientemente bonitas como para hacer un álbum o poner en el comedor, ¿no? Hay mil fotógrafas y mil estilos diferentes: busca, indaga y encuentra el que transmite tu esencia. Aquí si te tengo el trabajo un poco hecho: ¿te gustan las fotos de UP WE GO? ¿Te gusta su naturalidad, su luz, su espontaneidad, su cercanía? Para mí todo eso es Ann, mi fotógrafa oficial. Pregúntale acerca de las sesiones de peques, muy muy peques, y familias. Seguro encuentras el regalo perfecto.

  1. Una visita el fisioterapeuta.

Parece tan evidente, que nos olvidamos. Estos primeros días, ¿qué hay? Amor profundo, desconocimiento, y tensión. Mucha tensión. En el sentido más abstracto, pero también físicamente. Porque nuestro cuerpo se está acostumbrando a los kilos de menos que acaban de salir, a las nuevas posiciones para dar el pecho, para cargarlo, para cambiarlo… Recomiendo profundamente (y me considero culpable de no haberlo hecho) una visita al fisio para aliviar esas tensiones, localizar las malas posturas que estemos adoptando y CUIDARNOS, algo que en esos primeros meses es tan complicado.

Si eres de Barcelona o alrededores, visita Elisenda LLivina y pregúntale qué puede hacer por ti.

  1. Una bandolera UP WE GO.

Ya lo sabes, para mi portear marcó un antes y un después en la maternidad. Tener las manos libres para poder seguir haciendo cosas mientras el bebé está tranquilo y feliz, ¿Quién no iba a querer eso? Además, el porteo ergonómico respeta la posición natural del bebé, y eso hace que disminuyan los cólicos, los malestares digestivos y las malas posiciones, así que es muy probable que te ahorres visitas al médico y noches en vela. Son todo ventajas, ¿verdad? Te invito a que lo pruebes, y luego me cuentas.

Para ello, he puesto las sesiones de  Asesoramiento Online a mitad de precio durante un par de semanas: os contaré todo lo que necesitéis saber para usar la bandolera y sacarle el máximo partido. ¡Y si necesitas saber más, mándame un mensaje cuando quieras!

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *