Ya lo sabéis, cada postparto es distinto y nosotras, nuestro entorno, nuestra nueva familia, también lo es. Pero hay lugares comunes en todos los postpartos: momentos de tristeza, de soledad, de miedos. Momentos que sientes que no llegas a todo, que no eres suficiente. Pero te mereces un postparto real y feliz.

El postparto una nube gris que, a momentos, se postra sobre nosotras y parece que nunca se va a ir. Pero se va. Y podemos hacer cosas para que cuando llegue, nos pille con paraguas 😉

¿Qué podemos hacer para vivir un postparto real y feliz?

Crear una atmósfera acojedora. Nuestra casa, a momentos puede parecer una leonera, pero el orden y la limpieza nos van a ayudar a estar relajadas en casa. Cama hecha, cocina recogida y unos aceites esenciales que nos gusten en el difusor. Tu pareja tiene ese papel ahora: crear el máximo confort para que disfrutéis de estar en casa. Van a ser muchas horas, ¡tenéis que estar a gusto!

Portear. Portear te va a salvar, ¡no es broma! a veces la sensación de «no poder hacer nada» (aunque, amiga, ya lo estás haciendo todo). nos incomoda y nos hace estar más irritables. Portear (tu, o tu pareja) va a alijerar muchísimo los momentos de cama que a veces se hacen eternos. Con un poco de práctica, ¡puedes hasta dar el pecho con tu Bandolera! ¿Hay mayor libertad de movimiento que esa? Si quieres saber cómo me cambió a mi la vida portear dentro y fuera de casa, dale click aquí

Tomar el aire. Salir a pasear es básico: la vitamina D que nos da el Sol, es importante para estar bien y tener una actitud positiva (recuerda que puedes también suplementarte si tus niveles son bajos, y se la pasas a tu bebé a través de la leche. ¿Lo sabías?). También lo es moverse, recuperar el cuerpo poco a poco. Así que un paseíto al día, a partir de cuando te sientas a punto, es básico para tu bienestar. ¡Muévete!

Afirmaciones positivas. Sé que hay días muy mierder, y que sientes que no llegas a todo. Pero no es verdad. Creételo ya. Lo que estás haciendo es TODO. Es suficiente. Eres suficiente, y no necesitas hacer nada más que cuidarte y cuidar a tu bebé. Crea una libreta con afirmaciones positivas, cópiatelas en el móvil o ponte post-its si eres más vintage. Recuérdate cada día lo importante que es lo que estás haciendo, ¡quiérete mucho!

Mi bebé me necesita tal y como soy

Descansa. Lo sé, da mucha rabia eso de «duerme cuando el bebé duerma». Quizá no puedes dormir, pero si descansar, o pedir ayuda. Mide tu nivel de cansancio, y si necesitas descansar y no has podido, pide lo que necesitas. Todas tenemos un límite y no hay que llegar a él. Descansar te ayudará a estar mejor para afrontar los retos de cuidar a una criatura las 24h. Verás como después de tu MERECIDO descanso, todo se ve de otro color.

Y sobretodo, surfea las olas del postparto como sientas. El postparto es sentir, sentirse. Y a veces esto es incómodo, y está bien. Reúnete con mujeres que estén pasando por lo mismo, haz grupo. No te sientas sola. Y verás como, aunque a veces sea complicado, es mágico y revelador.

Un abrazo, Anna

Bandolera Lino UP WE GO Heiwa

We're B A C K!

Get our FREE GUIDE to start Babywearing

¡Descárgate nuestra Guía y empieza a Portear!

¡Gracias por suscribirte! Revisa tu correo para confirmar tu dirección de e-mail.