Publicado el

El conflicto interno en la maternidad

En los talleres de Postparto esto es un must. La mayoría de nosotras, por dejar un poco de margen al error, tenía una idea de la maternidad muy, muy distinta antes de haberla vivido. Y eso se traduce, muchas veces, en la toma de decisiones previas a la maternidad. Sabéis a lo que me refiero, ¿no? Nos hemos creído la peli que nos cuentan en los anuncios de pañales, hemos hecho una lista laaaaarga de cosas que vamos a necesitar, y hemos tomado decisiones, del tipo:

no le voy a dar el pecho más de 6 meses

yo no me voy a levantar por las noches, que son para descansar

no le voy a dar chupete, que luego cuesta mucho de quitar…

lo voy a sacar a pasear en el carro, que para eso lo he comprado

y muuuuchas cosas más. Eso son decisiones que hemos tomando ANTES de ser madres, y eso, tras el parto, ha cambiado. Ha cambiado porque ya no somos las mismas, desde un punto de vista biológico y emocional, y por tanto, las decisiones que tomemos no pueden ser las mismas.

Bandolera de Anillas LAND
Bandolera de Anillas LAND

¿Y nos cuesta darnos cuenta? Pues muchísimo. Nos cuesta renunciar a nuestras ideas preconcebidas, a nuestros valores anteriores, porque nosotras, antes de ser madres, hemos sido muchas cosas, que también nos han gustado mucho. ¡Me gustaba mucho, a mí, ser yo! Nos repetimos constantemente. Y es que es difícil dejar entrar a nuestra nueva versión, y tener que decir adiós a una parte de nosotras. El conflicto interno está servido, y el baile hormonal que vivimos durante el postparto no nos lo pone nada fácil.

Y entonces, ¿cómo tomamos las decisiones? ¿Cómo sabemos qué es lo correcto? Pues no hay otro camino que escucharnos. Sin juicios, ni ideas preconcebidas. Sin mirar hacia afuera para buscar aprobación, sino mirando hacia dentro para ver qué nos pide la persona en la que nos estamos convirtiendo. Seguramente, mucha gente no lo hará como tú. Y quizás algunos te intentarán convencer de cambiar alguna de tus decisiones. Pero, ¿sabes qué? Sólo tú, escuchándote, SABES realmente lo que te funciona, lo que te gusta, lo que te hace estar bien.

Y cuando te paren por la calle y te pregunten: ¿todavía duerme con vosotros? ¿le has dado chupete? ¿por qué no camina, si ya es muy grande? ¿sacas el carrito a pasear y traes el niño cargado? La respuesta es siempre la misma:

A nosotros nos gusta así

Feliz fin de semana, felices vacaciones, y feliz maternidad a todas.

Anna

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *