Publicado el

Porteo con prematuros: contacto para crecer

Porteo con prematuros: contacto para crecer

Los que me conocéis ya sabéis que aquí Mr. B decidió nacer con 36 semanas. Nunca lo he considerado prematuro. Nació con un peso relativamente aceptable y, a parte del control de glucosa de las primeras horas, no hubo nada que lo diferenciara de un niño nacido a término. O eso pensé yo. Éstos días ha nacido otro precioso y adorable bebé de 36 semanas, y me he animado a escribir este post. Porque sí, porque son bebés que, aunque estén sanos, y completos, necesitan un poco más de nosotros. Y aquí estamos, como siempre, para compartirlo y ayudarnos 😉

 

Los bebés prematuros, nacidos antes de las 37 semanas, necesitan más que los bebés nacidos a término estar en contacto con sus padres. Portear, o realizar el método canguro, es una herramienta muy interesante para éstos bebés, porque permite afianzar la relación, sentirse protegidos y poder alimentarse y regular su temperatura corporal.

En muchos hospitales, ofrecen hacer porteo ergonómico para acelerar su adaptación, ya que ha demostrado beneficios analgésicos en los bebés prematuros, reduciendo el dolor para el niño en la punción, facilitando una mayor producción de leche por parte de la madre y ayudando al proceso de vinculación entre la madre y el niño. Además, cuando el bebè es porteado ergonómicamente, adquiere una postura que ayuda al bebé a regular su temperatura, favorece el ritmo cardíaco, reduce el estrés y favorece la lactancia materna, muy importante para el desarrollo mental del prematuro.

 

¿Y qué portabebé usamos? Los portabebés más adecuados para prematuros son los fulares tejidos o las bandoleras, ya que se adaptan mejor al bebé y dan el soporte necesario. Además, es importante que no tengan fibras sintéticas y que sean lo más natural posible, por ejemplo: algodón orgánico o lino que son tejidos termorreguladores.

¿Y qué te recomiendo yo?

La Bandolera de Anillas, claro. Porque es un portabebé muy práctico y confortable, aunque cargue de forma asimétrica el peso se reparte también por la espalda y la cadera cuando portamos a la cadera. Permite un ajuste punto por punto así que respeta perfectamente la posición fisiológica del Recién Nacido.

También es un portabebés que al no rodear la cintura del porteador es muy recomendable para cesáreas recientes y suelos pélvicos delicados, pudiéndose usar también en recién nacidos un poco a la cadera, lo que aún minimiza más la sensación hiperpresiva de cargar peso.

La Bandolera de Anillas tiene su truquillo y se nota mucho la diferencia en cuanto a comodidad de una bandolera bien puesta a una mal puesta, pero una vez cogida la práctica es un portabebés muy sencillo y rápido de poner y sacar, se puede dejar puesto o llevar fácilmente en cualquier lugar ya que ocupa muy poco. Para el verano y climas cálidos resulta de lo más fresco. Para todo esto he creado el Welcome World Pack, échale un ojo a ver qué te parece. Incluye asesoramiento personalizado y una bandolera de Algodón Orgánico certificado para que tengas una experiencia única.

Así que ya lo sabes, para éstos pequeños valientes el porteo es una ayuda más que importante, y también para sus mamás, sus papás, y sus familias. Si tu bebé es prematuro o conoces a alguien que haya tenido uno, ¡compártele ésta información! Una bienvenida cálida al mundo, nunca se olvida.

 

Anna

Un comentario en “Porteo con prematuros: contacto para crecer

  1. […] lo mínimo, es ofrecerles ese respeto a nuestros pequeños. (Y aquí un apunte marca de la casa: portear en carnaval puede ser una opción genial si vemos que este año no está el horno para bollos, […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *