Publicado el

Porteo y lactancia

PORTEO Y LACTANCIA

El porteo es una ayuda maravillosa para las madres y padres; te facilita la vida permitiéndote cargar a tu hijo a la vez que dispones de tus brazos, lo mantiene tranquilo y te ayudará con la lactancia. ¿Por qué? Básicamente, porque el porteo ayuda a cubrir las necesidades del bebé que, al nacer, solo reconoce a la madre como su hábitat natural.

El contacto físico de mamá y bebé pone en marcha las mismas hormonas que la lactancia: la prolactina y la oxitocina[i], también llamada «hormona del amor» porque solo se produce en situaciones en las que tenemos contacto, estamos calmados y sentimos amor. Por tanto, el porteo pone a la díada madre/bebé en las condiciones óptimas para el amamantamiento:

  • El contacto piel con piel y la proximidad promueven la liberación de las hormonas arriba mencionadas que, a su vez, activa el flujo de leche.
  • El acceso rápido al pecho facilita la succión a demanda, ya que las señales de aviso de hambre/sed son más evidentes y son detectadas más rápidamente por la madre.
  • La succión a demanda permite el establecimiento de la lactancia.

Así que, sólo por portear, te ganas dos puntos en el carnet de madre lactante. Pero hay más: ¡Se puede portear y amamantar a la vez!

Eso sí: ésta es práctica nivel avanzado y se requiere el dominio de ambas disciplinas olímpicas antes de empezar. Los requisitos son:

  • Tener establecida la lactancia; un buen agarre es fundamental.
  • Dominar a la perfección tu bandolera de anillas y sentirte cómoda en ella. La verdad es que es realmente fácil ajustar la bandolera para dar el pecho: sólo tienes que aflojar la t
    ensión de la tela con las anillas para que el bebé baje un poco hacia el pecho.

Si consigues dominar la técnica, verás que el cielo está un poco más cerca 😉 tener las manos libres mientras amamantas para trabajar con el ordenador, atender a otro bebé, encargarnos de la casa, o sencillamente descansar un poco con las manos libres de manera cómoda, práctica y segura es algo que merece la pena probar, ¿no crees?

 

Y si tienes cualquier duda, o no acabas de dar con la posición ideal para amamantar, ya sabes que tenemos Sesiones Online para resolver todos estos problemas técnicos, y muchos más 😉

¿Te animas? Me gustaría mucho ver fotos vuestras porteando y amamantando a la vez, ¡que eso ya es nivel PRO!

Y, antes de despedirme, aprovecho para recordarte que el siguiente post va a ser en forma de vídeos cortos, con TIPS y TRUCOS para sacarle el máximo partido a tu bandolera UP WE GO, que iré colgando en Instagram y recopilaré en un post final antes de que acabe el verano. Y que si te vas de vacaciones pronto a lo mejor te viene bien el post con consejos para portear bajo el Sol.

Nos vamos siguiendo por aquí, entre chapuzón y chapuzón.

 

Anna

[i] Si te interesa la parte más científica de todo eso, te invito a visitar Besotan Trageberatung. Descubrí el funcionamiento hormonal del cuerpo de la mujer en uno de sus cursos y fue revelador.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *